1.¿En qué casos es aconsejable realizar un TAC?
En situaciones de atrofias que puedan comprometer el implante y para los profesionales “nobeles”.

2.¿En qué momento y en qué casos se debe iniciar en la fase pre-operatoria un tratamiento antibiótico?

El protocolo actual (sin olvidar que se revisa cada 6 meses) aconseja siempre profilaxis. Tratamiento previo en aquellos casos en que los patógenos periodontales están es fase subaguda; y tratamiento previo pero distanciado, en casos de periodontitis crónica sin control.

3.¿Qué patologías son incompatibles con la implantación o se han de tener en cuenta a la hora de implantar?:

-Osteoporosis-Bifosfonatos
La osteoporosis no es una contraindicación en sí misma, ya que el comportamiento de los maxilares tienen diferente origen embriológico que los huesos largos del resto del aparato locomotor; Síendo por el contrario, una contraindicación relativa el caso de los bifosfonatos.

Estos medicamentos han dado lugar a varios casos de necrosis intraósea, sobre todo mandibular; por lo que su uso requiere másestudios (inclusive de vascularización intraósea). Ver canal de publicaciones

-Diabetes
Es una contraindicación relativa. Se aconseja seguir el protocolo de no implantar, si la hemoglobina glicosilada se encuentra en valores superiores a 6.5 %.

-Insuficiencia renal
Es una situación clínica que requiere consentimiento por el internista o nefrólogo que lleva al paciente.

-Tratamientos oncológicos
En caso de tratamientos citostáticos y de radioterapia, se debe esperar hasta que el oncólogo determine que la inmunidad es óptima. Pero cuando el paciente ha recibido radiación en el territorio cervicofacial hay que considerar la posibilidad de necrosis secundaria postradiación – consultar con el oncólogo-.

-Alcohol y tabaco
Alcoholismo y tabaquismo son contraindicaciones absolutas.

4.¿En qué casos se recomienda la cirugía guiada?
La base de la cirugía guiada es el scan dental. Se aconseja el uso de esta tecnología por motivos como el marketing. Con ésta técnica, se debe tener precaución, debido a la inevitable posibilidad de que el paciente pueda moverse, provocando que el corte sea oblicuo y distorsionando así parámetros de longitud…

5.¿Cómo nos puede ayudar la estereolitografía?
Con esta tecnología se trabaja con la calavera del paciente, tratándose de una realidad “in vitro”, pudiendo servir de apoyo a la cirugía guiada.

6.¿En qué casos se recomienda implantología postextracción en la primera visita?. Indicaciones quirúrgicas básicas en estos casos.

Siempre que no se haya hecho la extracción por periodontitis aguda o subaguda. Pero hay que considerar que no todos los implantes están físicamente diseñados para esta técnica, siendo los Q-implant de Trinon excepcionales para ella.

En la técnica quirúrgica hay que tener en cuenta que la fijación debe conseguir la estabilidad primaria básicamente con las roscas en el hueso basal;

Además, es necesario eliminar los restos del ligamento periodontal del alveolo, y hacer una limpieza -plastia– de los tejidos gingivales. Una parte importante que protagoniza el éxito es la solución a las discrepancias entre el diámetro del implante y el alveolo en su emergencia, aquellas que superan los 2 milímetros, requerirán técnicas de compresión o introducción de chips de hueso autógeno en el “gap”.

VOLVER