Injerto Óseo

Cuestiones acerca de la regeneración ósea y del material de sustitución: hueso y membrana.

PREGUNTAS FRECUENTES DE INJERTOS ÓSEOS:

1.¿Cuál es el aumento máximo vertical que podríamos obtener con un injerto tanto particulado como en bloque? ¿Y vestíbulo-lingual/palatino?

En aumentos verticales menores de 3-4 mm es factible el aumento mediante injertos.
Para aumentos verticales, los injertos en bloque no tienen buena predictibilidad. Con particulados y mallas de titanio preformadas se consigue hasta 1cm en premaxila. En aumentos verticales mayores, y siempre que haya un mínimo de base ósea horizontal para distraer y donde fijar el distractor, la distracción ósea alveolar es la primera opción.
En aumentos transversales, la mejor opción son los injertos autógenos monoblock obtenidos de hueso preferiblemente de origen membranoso.

2.¿ Cuál es la reabsorción fisiológica normal en el primer año y en años consecutivos?

La reabsorción de los injertos autógenos hace tiempo que está establecida. Podría cifrarse en alrededor del 30% a los tres años, y del 50% a los 10. Ello disminuye con la colocación lo más temprana posible de los implantes y con la utilización de hueso de origen membranoso, como la calota, con tan sólo un 10% de reabsorción, o la rama ascendente mandibular con una estimación del 18%.
Cabe destacar que el origen del mentón es mixto, endocondral y membranoso, y que la rama es de origen exclusivo membranoso.

3.En caso de toma de injertos autógenos, el tamaño y localización de la zona donante se elige en función del defecto a restaurar. ¿ Cuáles son las localizaciones preferibles?

Ha de tenerse en cuenta factores como la morbilidad secundaria en la zona dadora.
Las localizaciones preferibles son la línea oblícua externa mandibular, rama horizontal, apófisis piramidal…
Los de origen membranoso puro, como la rama ascendente mandibular y calota, son los que presenta menor reabsorción.
El mentón y la rama ascendente son los dos lugares de elección para pequeños defectos. Para los grandes defectos, la calota y la cresta iliaca son los preferibles.

4.Ventajas del injerto artificial frente al de origen animal. Predictibilidad.

Los materiales sintéticos, como el beta-fosfato tricálcico, no presentan riesgos potenciales inmunológicos, ni de transmisión de patologías óseas susceptibles de transmisión, como los priones. Carecen de toxicidad local y sistémica y de potencialidad alergénica. Además, presentan una excelente tolerancia tisular intra y extraósea.

El material sintético beta-fosfato tricálcico es un material altamente biocompatible, reabsorbible y osteoconductor que ha sido utilizado ampliamente para la reparación de defectos óseos, ya que permite por sus características fisicoquímicas mantener extremadamente bien el espacio rellenado con un éxito elevado en diversas áreas de biología, medicina y odontología.
Estudios recientes no muestran diferencias en el éxito entre implantes insertados a los 6 meses de cicatrización en elevaciones sinusales uni y bilaterales comparando el hueso autólogo y el beta tricálcico (100% con ambos tipos de injertos).

5.Diferencias entre la conformación alfa y beta-TCP del material de injerto artificial.

El grado de regeneración ósea del fosfato tricálcico varía dependiendo de su formulación, porosidad y tamaño de las partículas. La fase beta es mas recomendable porque es menos soluble que la fase alfa. La pureza del material debe ser al menos del 99% para evitar una respuesta biológica desfavorable. La velocidad de disolución del material está relacionada con su porosidad, es decir, una mayor porosidad favorece su reabsorción.
Además, la porosidad es esencial para la perfusión, ya que los vasos sanguíneos y el tejido óseo neoformado necesitan para su crecimiento poros mínimos de 60 micras. El tamaño de las partículas también es importante, ya que se ha demostrado que un menor tamaño provoca una menor reacción inflamatoria a cuerpo extraño, lo que permite una interconexión mecánica estable y previene la desintegración fagocítica.

6.¿Cuándo es aconsejable utilizar la membrana reabsorbible en combinación con el hueso particulado?
Sobre todo en casos de injertos “ inlay” como los “Sinus Lift”

7.Membranas reabsorbibles Epi-Guide. Ventajas, Indicaciones y propiedades.
Es una membrana hidrofílica de ácido poliláctico. Esta barrera está formada por una estructura celular abierta y flexible que permite el paso del flujo sanguíneo y una adherencia a la superficie dental, y por una estructura interna privada de espacios, lo cual facilita la estabilización del coágulo sanguíneo.
Con ella se consigue una regeneración ósea guiada.

Ventajas:
• Eliminación de un segundo procedimiento quirúrgico.
• Gran potencial biológico para lograr una mejor integración tisular, evitando el riesgo de una exposición de la membrana.
• Previene la posibilidad de una colonización bacteriana.

Propiedades:
• No toxica
• No antigénica
• Maleabilidad: facilitando su manejo
• Adaptación a la forma del defecto
• Resistencia a la colonización bacteriana e integración celular.

Indicaciones:

• Pérdida ósea por dehiscencia crestal
• Defectos de fenestración apical.
• Alveolos postextracción.
• Defectos periimplantarios
• Aumento lateral de cresta ósea.
• Precisa del uso de rellenos para evitar el colapso de la misma.

8.Mallas de titanio. Principales características:

• Constituídas por titanio poroso para mejorar la vascularización del sitio injertado e injerto.
• Fijadas con tornillos de titanio autorroscantes para mayor estabilidad.
• Constituye una barrera física para evitar el colapso del biomaterial por el prolapso de partes blandas en su interior.
• Consigue que el material permanezca en posición original sin compactarse.
• Mantiene estable el volumen del material de relleno, ya que éste carece de resistencia mecánica a la compresión.

9.Casos en los que está indicado mezclar material autógeno con el hueso artificial.

El material sintético debe mezclarse con sangre autóloga para garantizar así el desarrollo angiogénico, proporcionando un abastecimiento celular activo durante todo el proceso de regeneración.
No es una indicación en si misma, es una necesidad porque no disponemos de suficiente cantidad de hueso autógeno, además la morbilidad aumenta excesivamente al intentar obtener más hueso.

PREGUNTAS FRECUENTES

 
  CONTACTO  | Área de cliente  | [Editor]